Imagina

Imagina un viaje sorprendente sin destino específico. Imagínate un rato de embriaguez, o un rato de lucidez. Imagina una canción perfecta, que siempre existió y nunca nadie la tuvo que componer. Imagina que corrieras toda una maratón. Imagina tu victoria. Imagina que el tiempo no importara. Imagina que solo el cuerpo importara. Imagina que subes y bajas las escaleras. Imagina que te imaginaste aquellas escaleras, y en verdad volabas y caías libremente. Imagina el eco de tu propia risa, o de tu propio ritmo cardiaco. Hazlo música, hazlo vibrar, porque en verdad es un sonido. Imagina la locura y la cordura, los pros y los contras, pero imagina una mitad equilibrada. Imagina que sí es posible y que en lo que no creíste, tiene pies para caminar. Imagina una arena tan suave como la nieve. Imagina que la nieve no te congela, pero te refleja. Imagina tu reflejo, y muéstrame.

Yo he imaginado cosas así, y peores

— Imagine–

Imagine an amazing journey without an specific destination. Imagine a drunk moment, and a lucid one. Imagine the perfect song,  has always existed and no one has had to write it. Imagine yourself runing a marathon. Imagine your victory. Imagine time doesnt matters at all. Imagine only bodies matter. Imagine you go up and down on the staircases. Imagine you have imagined those stairs, and you were really flying and free-falling. Imagine the echo of your own laughter or the one of your heartbeat. Transform it into music, make it vibe, because it is sound. Imagine madness and sanity at the same time, the pro´s and the con´s, imagine the perfect equilibrium. Imagine it is possible, and that thing in what you didn´t believe does exist. Imagine the sand being as smooth as snow. Imagine snow doesn´t freeze´s you but instead it reflects you. Imagine your reflection, and show it to me.

I have imagined these kind of things, and even worse.

Letania- Diane di Prima

 

“He sido un gato negro en una silla de plata
He sido un puño enroscado en un guante”

He sido una uña sobre tu piel
He sido una astilla de oro en el cráneo
He colgado y caído de los árboles
He bajado poco a poco del hombro más fuerte.

He bailado la más intensa de las danzas
He copiado lo blando en el mármol
He destilado fuego y sembrado las gotas brillantes
Estoy parada en un rocío de malezas

¿Sudás?¿Te tortura el cerebro?
Soy el tapón de cera de tu oído
La música que no podés oír
La canción que no recordás

He sido la almohada bajo tu cabeza
Soy un volcán frío en la nieve
Soy la espada de oro en el mar
Bebo tu exhalación en la orilla de los sueños
donde despertás, moviéndote y luchando

Soy el acantilado donde no tenés que pararte
la montaña donde no podés habitar

Soy la locura en los ojos de tus hijos
He sido una torre de porcelana
y una torre negra también
He sido una tumba los últimos mil años
Y de ese cementerio, me levanto, como la luna llena.

El exceso-John Galan Casanova

El exceso de T.V. no remuerde.
El exceso de alcohol es obligatorio.
El exceso de trabajo es legal
y perjudica la salud.
El exceso de velocidad
es la rebeldía de los lerdos.
El exceso de drogas no da abasto.
El exceso de sexo no se siente.
El exceso de luz eclipsa la noche.
El exceso de noche es elixir de fantasmas.
El exceso de campesinos
acampando frente a las alcaldías.
El exceso de plagas que no atajan los pesticidas.
El exceso de estudio sin pasión,
de mediocridad dentro y fuera del salón.
El exceso de sordo llanto y de ira
en las voces de los niños.
Y los madrazos,
los portazos y los trancazos a los objetos.
El exceso imposible del amor.
El exceso de la danza de la muerte.
El exceso de lujo, de codicia, de violencia.
El exceso nuestro de cada día.

Es urgente Sara.

Sara lloras ? Frena tu bicicleta, el piso donde ruedas no es tan seguro como antes.

Sara cantas ? Apaga la radio que nunca ha descansado, y prueba un temblor de voz.

Sara sufres ? No siempre encuentro una botella de vino. Conosco un lugar donde todo duele menos, pero debes comenzar por dibujarlo.

Sara sueñas ? Corta las flores de mi jardin, yo te prestaré la almohada que escojo cuando quiero pensar en ti .

Sara ries ? Voltea la almohada y deja esa idea y ese sueño que no es tu sueño pero el de ellos, en tu nuevo edificio habita una vieja carcajada, y tu sabes donde vive.

Sara estás ? Sara me escuchas ? Rompe esta hoja, sientate en la hierba, rascate las piernas, y sobretodo no utilices sus basuras ni aspiradoras.

Llora Sara, canta , sueña, rie, y escucha Sara.

Escucha el discurso que ellos nunca pararan, las excusas que siempre funcionaran, quéjate y procura un destierro.

Pero sobre todas las cosas búscame al final, alli me gusta sentarme y esperarte Sara.

ideas de Abril

No se puede olvidar,

No es sano olvidar,

Peferible amasar todas las noches los recuerdos como artesanos,

Preferible tener la certeza de que todo tuvo que pasar de la manera en que  pasó.

Ciclos, círculos, cuadrados con perfectas esquinas, triángulos con puntas oblicuas.

Y hacer de esa masa de recuerdos, moldes para novedades.

Tampoco es fácil cerrar los párpados frente a una imagen

que alguna vez te revolcó el corazón, que jugó con tu cabeza.

Risas e Imprudencia

Playas hechas de pasto y rebeldía

Carnavales fríos,

Globos amarillos,

Sorpresas descubiertas,

Estrellas sin mapas,

Promesas adolescentes,

Mapas para las estrellas,

Pies enredados, manos enredadas, cuerpos enredados.

Nudos,

Manos.

Texturas,

Música,

Mar,

Olas,

Soledad,

Pinceles,

Piel,

Aroma a hierbas de Oriente,

Cocina francesa en domingos de invierno,

Agua.

Ni el mejor de los pasados  puede sobornar tu presente, pues el mejor de los presentes se encuentra justo en tus zapatos.

Nuevas ideas, nuevos ídolos,  lentamente reemplazando el amor a los labios que alguna vez tarareaban canciones que solías conocer.

Por fin está abierto este nuevo abanico, y la hora del baile debe comenzar.

Desierto

Transcurre en calma,

este desierto blanco e irreversible.

Seco,disiente,guardando el secreto.

Totalidad simplificada y huellas temporales; paisaje del viento.

El camino por el desierto desaparece para el que lo busca, y se vuelve visible

solo para el ojo inquieto.

El sol se esparce, enloqueciendo a aquellos que aman la sombra.

 

Todos buscamos un desierto, pero pensamos que buscamos el camino.

Soñando en Febrero

Ayer hace un año estábamos volando con sus pequeñas mentes. Observábamos las aves que migran en Febrero. Encontrábamos la mitad de la lista y eso estaba más que bien. Me hacían reir. Disfrutábamos las tardes del juego de la pelota en los acantilados. Nos limpiábamos los pies en silencio para no dejar rastro ni dudas de que habíamos desobedecido los horarios. Y al llegar frente al árbol de manzanas, nos reposábamos contra nuestras espaldas, como cuando Alicia soñaba con el país de las maravillas. Nos dormíamos en este árbol, y luego nos encotrábamos juntos escalándolo. En en su copa intentábamos hallar nuestro país de las maravillas, ese que nos esperaba en el horizonte. Nos cogíamos de las manos, y buscábamos un barco que viniese a regalarnos una aventura, como esas de los cuentos que leemos para tener dulces sueños. ¡Y de repente llegaba! . Una nube se transformaría en barco, y un árbol en un faro lejano, muy lejano…desde el cual la aventura comenzaba.

Mejor no saber…

Yo no se por qué subía la marea, ni por qué estaba  junto a un extraño viendola subir.

No sé por qué  los caracoles se mueven de sitio, ni desde cuándo soy uno de ellos.

Uno quien quisiera quedarse del otro lado.

Pero me arrimo.

No se por qué me corto un dedo por cada uno de mis pecados, si un clarinete no puede tocarse solo.

No entiendo los  signos que emiten los ojos de unos cuantos hombres y mujeres, miedosos de enfrentar riesgos, de inundarse de cambios y de atravesar puertas.

Pero eso si, entiendo muchas otras cosas. Cosas que se vuelven repetitivas, y que necesitan ya que las deje de entender.

¿cómo explicar….?

No sabría explicarlo. Es solo un pájaro que se ha posado en los árboles más altos.

No se cómo cogió fuerzas para mirar allí, quizás porque esos árboles se han teñido de un verde excepcional.

Mucho antes, el pájaro pasaba su tiempo  merodeando en arbustos,

Y los arbustos se volvieron recuerdos agotadores.

De repente recordó una historia, fabulosa historia.

Quizás de lo que hablo sí es un árbol, pero quizás no es un pájaro,

Quizás somos todos cuando nos volvemos otros, cuando escalamos árboles.

Otros al sentir de nuevo que algo vibra pues recordamos lo más colorido que tenemos.

Nadie ha borrado ni robado colores, y los recuerdos siguen pintados igual,

La cabeza está roja como siempre, y el corazón es un revuelto imperfecto.

No sabría explicarlo, es sólo el tiempo que abraza…